Estás en FENALPER.ORG:

La paz, nueva hoja de ruta para las personerías

Desde Cartagena, en su Asamblea Nacional, los personeros volvieron a alzar la voz pidiendo apoyo del Gobierno para cumplir su misión en el posconflicto.

Por: Hugo García Segura - Cartagena

En un mensaje grabado en video y enviado desde La Habana a la Asamblea Nacional de Personeros que se lleva a cabo en Cartagena, el jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz con las Farc, Humberto de la Calle, reconoció que se está cerca a cerrar un acuerdo sobre el punto cinco de la agenda, que tiene que ver con la atención de las víctimas, lo que implica una nueva hoja de ruta para los personeros del país.

“Cada vez estamos más cerca de un acuerdo y aspiramos pronto a dar buenas noticias a los colombianos. Si logramos tener éxito en La Habana, el papel de los personeros será clave e implica un fuerte compromiso con los derechos humanos. De lo que se trata es de crear nuevos instrumentos de protección de los derechos humanos y dejar atrás fuentes de perturbación, arbitrariedad y de violación de los derechos fundamentales”, manifestó De la Calle.

En este sentido, señaló que en todos los eventos que se han realizado hasta el momento, más que reparación económica, las víctimas lo que piden es verdad. “La paz debe funcionar en los territorios y los personeros deben ser esos agentes hacia la búsqueda de la reparación y quienes deben ayudar a articular los esfuerzos comunitarios. Por ejemplo, el punto uno ya acordado en La Habana sobre reforma rural implica un esfuerzo para que sea la propia gente la que empiece a dar respuestas a las transformaciones que deben darse tras la firma de un acuerdo final”, agregó.

Precisamente, el tema central de la Asamblea de Personeros tiene que ver con las regiones como “territorios de paz”. Y el mensaje fundamental que se le quiere enviar al Gobierno apunta a fortalecer a las personerías, consideradas indispensables para garantizar la protección de los derechos y la construcción de esa paz estable y duradera en los territorios. Un estudio adelantado por la Federación Nacional de Personeros, Fenalper, reveló que estas entidades carecen de fortaleza institucional para cumplir con las exigentes tareas que se le han encomendado hasta el momento y que deberán asumir en un eventual posconflicto.

Las debilidades son en materia presupuestal, tecnológica, de mobiliario, equipos de oficina y recursos humanos insuficientes. “El 90% de los municipios de Colombia son de sexta categoría, su planta de personal está compuesta por el personero y su secretaria. El presupuesto anual oscila entre 80 y 90 millones de pesos. Este presupuesto alcanza para pagar el salario de los dos y para algunos gastos administrativos”, refiere el estudio.

Fuente: elespectador.com

Twitter