Estás en FENALPER.ORG:

La descentralización de la paz es el principal reto para el fortalecimiento de los territorios para el post conflicto

La Descentralización de la paz, la desbogotanización de los recursos, trabajar la construcción de paz desde las regiones para hacerlo desde abajo hacia arriba fue la gran conclusión y el principal reto identificado en Territorios Por la Paz, evento organizado por la Federación Nacional de Personeros –FENALPER- realizado los días 3 y 4 de diciembre en Cartagena de Indias.

De este espacio participó Suecia, un socio para la paz sostenible, como invitados especiales. Representados por Elisabet Fura, Defensora del Pueblo de Suecia y Marie Andersson de Frutos, embajadora de Suecia en Colombia. De igual manera asistió y participó el Venerable Tenzin Priyadarshi, CEO y Fundador del Centro del Dalai Lama para la Ética y Transformación de Valores de MIT.

Andrés Santamaría, presidente de FENALPER y miembro del Comité Nacional de Paz, expresó que “La paz se podrá implementar cuando las decisiones se tomen pensando en los territorios, esa mirada Bogotana y centralista no ha permitido generar un desarrollo de los territorios”

Santamaría concluyó asegurando que “A mayor exclusión de los territorios y centralización de las decisiones en Bogotá, menor índice en la implementación de la paz”.

A propósito de la posición de FENALPER, frente a la necesidad de fortalecer más a los territorios para la construcción de paz, el jefe del Gobierno de la delegación negociadora en La Habana, Humberto de la Calle, envío un video desde Cuba en el que destaca la importancia que tendrán los Personeros en las regiones para consolidar la paz e indicó que “la paz será la nueva hoja de ruta de las Personerías del país”.

“Ya no estamos hablando solo de paz en las alturas, en Bogotá, en la elite, en el Congreso, estamos hablando de paz en los territorios y esto implica un enorme esfuerzo a generar los planes de desarrollo con enfoque territorial para que sean las propias comunidades en un proceso altamente participativo las que empiecen a dar respuestas a las transformaciones que se derivaran de la firma de acuerdo final”.

Agregó que es necesario cerrar una enorme brecha social  y económica que existe entre el campo y la vida urbana, los índices están deteriorados y estancados en materia de salud, educación, oportunidades laborales, productividad y acceso a la tierra, todo funciona a base de elementos de participación en las comunidades y allí la clave es el Personero, quien ayuda a articular el esfuerzo comunitario en planes de acción participativo.

El primer impulso implica una priorización de los municipios donde va a empezar a funcionar esta estrategia con enfoque territorial, la cual se hace con fundamentos en distintos criterios: niveles de pobreza, presencia de cultivos ilícitos, grado de afectación del conflicto, menor presencia institucional. Esto para lograr lo acordado en el punto 1 correspondiente a la reforma rural integral y desde ya Planeación Nacional está trabajando para la priorización de los municipios, aseguró De La Calle.

Durante su intervención la Senadora Claudia López, respaldó la posición del jefe negociador en relación a la priorización de los municipios y añadió que esto solo se logra con plata y capacidad institucional en los territorios, construir ciudadanía requiere nuevas inversiones, “construir Estado, mercado  y equidad costará invertir 1.5% adicional del PIB en esos municipios en los próximos 20 años, adicionales a los recursos que reciben”. Argumentó que parar la guerra, le permite a la economía crecer entre el 1% y el 1.5% del PIB, ósea que esto puede ser autofinanciable.  

Finalizó su intervención diciendo que el mejor negocio para este país es desmovilizar la guerrilla y que la paz no es un problema financiero sino de capacidades institucionales.

Desmovilizar a la guerrilla y cumplir con los acuerdos de La Habana tan solo le cuesta al Estado el 3% del total del PIB, pagar la deuda social con los 15 millones de colombianos que han pagado las consecuencias de la guerra  cuesta el 45%, el desarrollo productivo el 26% y Fortalecer a las Personerías, que no sea solo el personero, sino una institución  con sede propia, funcionarios, con computadores, con información,  con capacidad de asistir a la gente eso cuesta el 15% de la plata, necesitamos invertir en instituciones, puntualizó.

Camilo Fonseca, director ejecutivo de FENALPER, en su participación aseguró que “Las Personerías se convierten en el servicio al cliente del Estado y que si no se garantiza la provisión de bienes esenciales en los territorios la insurgencia seguirá existiendo”.

Andrés Santamaría como presidente de FENALPER hizo un llamado al Congreso de la República a través de la Senadora Claudia López sobre la necesidad de hacer un balance sobre las necesidades que se priorizan en el país y citó de ejemplo reformas que se aprobaron para incrementar los salarios de funcionarios públicos y no se aprobó el fortalecimiento de las Personerías.

“¿Queremos un país donde las reformas son para  aumentar los salarios de los funcionarios, o para mejorar las condiciones territoriales? debe haber un balance entro lo más urgente y lo menos urgente, que es lo más urgente atender bien a las víctimas o mejorar salarios de funcionarios que ya estaban bien”.

Durante su intervención, Carlos Holmes Trujillo, llamó la atención de asistentes y participantes al asegurar que es necesario presentar un Proyecto de Ley para fortalecer a  las Personerías Municipales que están presentes en los 1.101 municipios de Colombia.

A su turno, Jineth Bedoya, subdirectora de El Tiempo, indicó a su turno que la paz no es esa que se va a firmar en La Habana, las paz se debe generar desde el núcleo de la sociedad y allí los personeros tienen una labor fundamental, hay que empezar con una pedagogía de paz, la punta de lanza de esa pedagogía son las víctimas, los sobrevivientes hombre y mujeres que han sufrido el conflicto para empezar a hacer esa transformación

Resaltó que es importante reestructurar la justicia en Colombia, estamos ante un sistema donde reina la impunidad y aparatos judiciales permeados por la ilegalidad, hay que transformar el modelo de justicia para poder construir paz, sino estamos hablando que el posconflicto lo estamos cimentando sobre bases de barro.

Joshua Mitrotti, director General de la Agencia Colombiana para la Reintegración ACR, manifestó que el trabajo fuerte está en los territorios, aseguró que en 12 años de trabajo de la agencia han atendido 48.000 desmovilizados, de los cuales actualmente 25.000 están ocupados, “hoy los desmovilizados contribuyen a apalancar el desarrollo de los territorios es producto de un trabajo que no ocurre en Bogotá, ocurre en 680 municipios, uno de los aprendizajes es que no es necesario entregar plata, con entregar capacidad técnica en los territorios apalancamos políticas públicas incluyentes que permiten innovar, la política de reintegración es un gran laboratorio de innovación social”. 

El papel de los Personeros como defensores locales

Por su parte la invitada especial Elisabet Fura, Defensora del Pueblo de Suecia indicó que “Si quieres paz, debemos trabajar por la justicia”, además dijo que la figura de los Defensores Del Pueblo es catalogada como el mayor aporte de Suecia al desarrollo. “Los países en post conflicto viven en nuevos tiempos y deben adecuarse a los retos camino a la democracia”.

Destacó que los Personeros son como leones sin dientes, ya que tienen que trabajar con temas que van más allá de sus capacidades y resaltó la importancia que tienen como defensores locales para la protección y promoción de los Derechos Humanos, siendo una figura autónoma y legitima que debe tener la confianza de la comunidad y promover su participación.

El Personero es el encargado de la promoción de los derechos y promueve la democracia,  fortalece el Estado y ayuda en la implementación de los acuerdos. Generalmente los personeros son los únicos que tienen legitimidad en los territorios lo cual debe aprovecharse y superar los obstáculos

Educación para la Paz

En su presentación el Venerable Tenzin Priyadarshi se refirió acerca de la paz diciendo que “El primer paso para sentar las bases de una nueva ética es creer que es posible cambiar y aseguró que no se puede hablar de paz sin hablar de compasión y empatía”. Agregó que “un proceso de reconciliación requiere una importante cualidad humana: el perdón”.

El Venerable dijo que verdaderamente la gente no sabe el significado de la palabra paz, la asociamos a ausencia de violencia, lo mejor que podemos hacer es identificar las condiciones para la paz, ¿cómo enseñar paz a los niños si no sabemos su significado? debemos saber cómo sociedad que queremos para poder llegar a una paz ideológica y prepáranos para el cambio y creer que es posible, confiar en el cambio.

En procesos de reconciliación  se habla  de cómo ejercitar el perdón de las víctimas, porque deben crearse las condiciones para que ellos puedan perdonar realmente. La mayor parte de la paz proviene de cómo cada persona se sobrepone a los conflictos internos, así como es posible cambiar la mentalidad a lo violento.

Twitter